Tema 4: Las lenguas de la Biblia

 

 

Aula de Biblia    >>    Introducción a la Biblia

 

 

ÍNDICE

  1. Las lenguas de la Biblia

    1. ¿En qué lengua están escritos los libros de la Biblia?

    2. ¿Por qué hay que estudiar las lenguas de la Biblia?

  2. Las lenguas hebrea y griega

    1. El hebreo y el griego comparados

    2. El griego bíblico

 

 

 

 

1. Las lenguas de la Biblia

 

1. ¿En qué lengua están escritos los libros de la Biblia?

  • Normalmente en nuestras casas tenemos una traducción de la Biblia. Las traducciones modernas suelen hacerse a partir de las ediciones críticas, en las que encontramos los textos en las lenguas originales.

  • Estas lenguas, y los libros que están escritos en cada una de ellas, son:

LENGUA Hebreo Arameo Griego
TIPO DE LENGUA Semítica Semítica Indoeuropea
LIBROS ESCRITOS EN ESA LENGUA Todo el Antiguo Testamento, excepto los libros y las secciones escritos en ARAMEO y en GRIEGO Algunas secciones pequeñas del Antiguo Testamento
  • Esdras 4,8-6,18; 7,12-26
  • Daniel 2,4-7, 28.
  • Génesis 31,47 (dos palabras)
  • Jeremías 10,11
Todo el Nuevo Testamento

Algunos libros del Antiguo Testamento, considerados deuterocanónicos:

Algunas partes de algunos libros del Antiguo Testamento:

  • Daniel 3,24-90; 13-14
  • Ester10,4-16,24

 

 

2. ¿Por qué hay que estudiar las lenguas de la Biblia?

"Las cosas dichas en hebreo no tienen la misma fuerza cuando se traducen a otra lengua; cosa que ocurre no sólo con este libro, sino también con la misma ley, los profetas y los otros libros, los cuales ofrecen no pequeña diferencia cuando se leen en su lengua original" (Prólogo del libro del Sirácida)

  • Hoy tenemos traducciones modernas muy buenas. Pero una traducción siempre es insuficiente. Una traducción siempre traiciona, y no termina de ser totalmente fiel (traduttore = traditore)

  • Aprender una lengua no es sólo aprender palabras; es entrar en una nueva manera de analizar la realidad. Es una organización de la experiencia humana según una determinada cultura o una forma de ver el mundo.

  • Aprender una lengua exige tiempo, disciplina y esfuerzo. Los cursos que ofrecen "Aprenda inglés sin esfuerzo en 15 días" son "mentira cochina". En nuestro caso, aunque no aprendamos hebreo, griego y arameo, es suficiente con saber algunas nociones de estas lenguas.

 

2. Las lenguas hebrea y griega

1. El hebreo y el griego comparados

  HEBREO GRIEGO
TIPO DE LENGUA Lengua semítica Lengua indoeuropea
FONÉTICA
  • Además de los sonidos comunes a nuestra lengua, tiene también sonidos guturales (alef, he, het y ayin) como todas las lenguas semíticas (el árabe tiene ocho). 
    • El hebreo moderno ha suprimido esos sonidos, difíciles de emitir para los occidentales, y sólo los conservan los judíos procedentes de países árabes.
  • No tiene sonidos guturales.
ESCRITURA
  • Tiene un sistema de escritura fonética, en el que cada signo corresponde a un sonido.
  • El alfabeto hebreo, llamado alefato, tiene 24 signos consonánticos. El hebreo clásico, como el hebreo moderno o el árabe, no tiene vocales. En la edad media los masoretas introdujeron en algunas ediciones de la Biblia signos de puntuación vocálicos para conservar la pronunciación del texto.
  • Como todas las lenguas semíticas, se escribe de derecha a izquierda.
  • Tiene un sistema de escritura fonética.
  • Como el latín y las demás lenguas indoeuropeas, su sistema de escritura reproduce todos los sonidos, vocálicos y consonánticos.
  • Se escribe de izquierda a derecha.
SINTAXIS
  • Lengua paratáctica: las oraciones se enlazan una al lado de otra, sin subordinaciones, simplemente con una conjunción copulativa ("we" = el "y" español).
    • Por eso tiene una dificultad grande para expresar matices como la causa ("porque", "debido a que"), la finalidad ("para que", "con el fin de que"), la consecuencia ("y de esta forma sucedió que", "y como consecuencia de esto..."), la condición ("si ocurre esto... entonces ocurrirá esto otro").
  • No tiene el verbo "ser" o "estar" para expresar la identidad o el estado, y en su lugar se emplean frases nominales.
    • Por ejemplo, para decir "Yo soy el rey", hay que decir "Yo el rey". "Tú estás en la casa" se dice: "Tú en la casa".
  • No tiene el verbo tener sino que en su lugar se emplea la expresión: "Hay para mí tal cosa".
  • El sistema verbal sólo puede expresar "acción perfecta" (=pasado) y "acción imperfecta" (=futuro). No tiene modos verbales (indicativo, subjuntivo). Tiene conjugaciones peculiares para expresar el mismo verbo en pasiva (nifal), en forma causativa (hifil), en forma intensiva (piel), reflexiva (hitpael), etc.
  • Esta estructura sintáctica favorece el gusto por lo concreto y lo dinámico, huyendo de las abstracciones y las disquisiciones lógicas. Es una lengua apta para la narración.
  • Al hebreo le gusta narrar cómo han sucedido las cosas.

 

  • LENGUA HIPOTÁCTICA: frecuentemente las oraciones se engarzan unas de otras, creando dependencia de unas oraciones con otras.
  • Como todas las lenguas indoeuropeas, utiliza los verbos ser y tener.
  • El sistema verbal es similar al español, e incluso más rico: tiene modos verbales (indicativo, subjuntivo), tiempos (presente, futuro, perfecto, aoristo), 
  • Esta estructura sintáctica favorece el gusto por la precisión máxima, intentando decir de forma definir los conceptos, y aclarar el orden lógico de la realidad. 
  • Al griego le gusta definir, concretar, expresar de forma lógica y clara.
MORFOLOGÍA
  • Basada en el TRILITERALISMO: la raíz de cada palabra consta de tres sonidos, que le dan el sentido fundamental, la carga semántica. Las vocales no hacen más que cambiar algún aspecto.
    • Así, la idea de "escribir" se contiene en la raíz ktb. De esa raíz se obtiene katab ("él escribió"), yiktob ("yo escribiré), katub ("escrito"), miktab ("carta").
  • Basada en MORFEMAS Y LEXEMAS. En el lexema está el significado de la palabra, y en el morfema, la categoría gramatical (género, número, persona, tiempo, etc.)
LÉXICO
  • Casi no tiene adjetivos, ni adverbios, ni conjunciones.
  • Expresa los adjetivos con giros como "hijo de, hija de", o con el posesivo: "trono de gloria" por "trono glorioso"; "hijo de hombre" por "humano". 
  • Tiene gran riqueza de adjetivos, adverbios, conjunciones, y partículas.

 

2. El griego bíblico

  • No es exactamente el griego clásico, sino el llamado koiné (=común), que es el griego hablado en el mundo helenista, con simplificaciones en el sistema verbal, e introducción de neologismos.

  • Pero además, la versión koiné del griego bíblico tiene "semitismos", que son formas de expresión introducidas por influencia del hebreo. Por ejemplo:

    • En el uso del superlativo, emplear "bendita entre todas las mujeres" por "la más bendita de las mujeres".

    • "Trono de gloria" por "trono glorioso".

    • Introducir las escenas con "y sucedió que..."

    • Términos tomados del mundo judío: sinagoga, ázimos, Mesías, etc.

 

Escribe al profesor (José Alberto Garijo) si tienes alguna duda