Tema 6: Los géneros literarios

 

Aula de Biblia        >>        Introducción a la Biblia

INDICE

  1. La Biblia, Palabra de Dios y palabra de hombre

    1. ¿Quién ha escrito la Biblia?

    2. Los autores humanos son "verdaderos autores" de la Escritura

  2. Consecuencias de la "humanidad" de la Biblia de cara a su interpretación

    1. Para conocer el sentido de la Escritura hay que investigar la "intención del autor"

    2. Para conocer la "intención del autor" hay que tener en cuenta los "géneros literarios"

    3. Los métodos científicos son necesarios para el estudio de la Biblia

    4. Ignorar los géneros literarios puede conducir a interpretaciones erróneas de la Escritura

  3. Los géneros literarios

    1. ¿Qué es un "género literario"?

    2. ¿Cómo se determina un género literario?

    3. ¿Qué elementos tiene un género literario?

    4. ¿Es lo mismo "género literario" que "forma literaria"?

  4. Clasificación de los géneros y formas literarias

    1. Géneros literarios del Antiguo Testamento

    2. Géneros literarios del Nuevo Testamento

 

MATERIAL COMPLEMENTARIO

 

 

 

1. La Biblia, Palabra de Dios y palabra de hombre

 1. ¿Quién ha escrito la Biblia?

"Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignaron por inspiración del Espíritu Santo. la santa Madre Iglesia, según la fe apostólica, tiene por santos y canónicos los libros enteros del Antiguo y Nuevo Testamento con todas sus partes, porque, escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor y como tales se le han entregado a la misma Iglesia. Pero en la redacción de los libros sagrados, Dios eligió a hombres, que utilizó usando de sus propias facultades y medios, de forma que obrando El en ellos y por ellos, escribieron, como verdaderos autores, todo y sólo lo que El quería" (Dei Verbum 11)

 Cuando proclamamos en la liturgia alguna lectura bíblica, empezamos anunciando su autor humano ("Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos"), pero terminamos la lectura diciendo: "Palabra de Dios", y por tanto reconociendo a Dios por autor. Las dos cosas son ciertas: san Pablo escribió esa carta, y esa carta es Palabra de Dios. Diremos que Dios es el autor principal, pero el escritor humano es también verdadero autor.

  • La Biblia es un libro que puede considerarse al mismo tiempo como Palabra de Dios y como palabra de hombre. Según la doctrina expresada en Dei Verbum 11:

  • Como PALABRA DE DIOS: 

    1. ha sido escrita bajo la inspiración del Espíritu Santo, y 

    2. tiene a Dios como autor principal, 

    3. como tal, ha sido entregada a la Iglesia.

  • Como palabra de hombre, ha sido escrita por hombres, que:

    1. Escribieron todo y sólo lo que Dios quería, ya que Dios obró en ellos y a través de ellos.

    2. Escribieron usando sus propias facultades y medios.

    3. Escribieron como verdadero autores.

     

2. Los autores humanos son "verdaderos autores" de la Escritura

  • Dei Verbum, junto con el origen divino de la Escritura, destaca también su humanidad con estas expresiones:

    1. Los autores humanos son "verdaderos autores" (Dei Verbum 11). Esto quiere decir que cuando escribieron los textos bíblicos lo hicieron con sus propias facultades, su forma típica de escribir, su propia visión del mundo, del hombre y de Dios.

    2. Dios ha hablado en la Sagrada Escritura "por hombres y a la manera humana" (Dei Verbum 12). ¿Qué quiere decir "a la manera humana"? Quiere decir que cuando Dios ha hablado no ha inventado una forma nueva de expresar las cosas, sino que ha usado "la manera humana de decir las cosas", de tal forma que la Biblia aparece con toda la apariencia externa de cualquier otra obra literaria. El lenguaje humano ha sido el vehículo que Dios ha empleado para hablar con el hombre, para que el hombre le pueda entender.

    3. El carácter a la vez divino y humano de la Escritura es semejante a la forma como en Cristo se dan a la vez el ser Dios y el ser hombre: 

      "Las palabras de Dios expresadas con lenguas humanas se han hecho semejantes al habla humana, como en otro tiempo el Verbo del Padre Eterno, tomando la carne de la debilidad humana, se hizo semejante a los hombres" (Dei Verbum 13)

      La divinidad de Cristo quedó como oculta por su humanidad, de tal modo tuvo realmente una vida de hombre. Este misterio lo expresa admirablemente otra Constitución del Concilio Vaticano II, la Gaudium et Spes, en un texto que es sin duda uno de los elementos imprescindibles del "equipaje de mano" de los creyentes del siglo XXI:

      "Trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre. Nacido de la Virgen María, se hizo verdaderamente uno de los nuestros, semejantes en todo a nosotros, excepto en el pecado" (Gaudium et Sps 22).

 

 

 

2. Consecuencias de la "humanidad" de la Biblia de cara a su interpretación

 

1. Para conocer el sentido de la Escritura hay que investigar "la intención del autor"

  • Como consecuencia de todo lo anterior, si queremos saber lo que Dios nos ha querido comunicar en los textos bíblicos, no hay más remedio que seguir el mismo camino que Dios ha seguido para llegar a nosotros, ya que nos ha hablado "por hombres y a la manera humana":

    "Habiendo, pues, hablado Dios en la Sagrada Escritura por hombres y a la manera humana, para que el intérprete de la Sagrada Escritura comprenda lo que El quiso comunicarnos, debe investigar con atención lo que pretendieron expresar realmente los hagiógrafos y plugo a Dios manifestar con las palabras de ellos" (Dei Verbum 12)

  • Por tanto, el camino para interpretar cualquier texto de la Escritura es:

     

    1. Conocer LA INTENCIÓN DEL AUTOR. Hay que conocer "lo que pretendieron expresar realmente los hagiógrafos". ¿Y cómo se conoce lo que un autor de hace 2.000 años quiso expresar en un texto distante de nosotros en el tiempo, en sensibilidad cultural, en el espacio, etc.? ¿Es posible, incluso, que el autor tuviera motivaciones inconscientes, que no fueran totalmente claras para él? El intérprete de la Escritura no tiene una "bola de cristal" para meterse en la mente del autor. Sólo le queda usar la tupida red de métodos usados para investigar el sentido de cualquier autor de cualquier obra literaria.

     

    1. Conocer EL SENTIDO QUE DIOS QUISO DAR A ESAS PALABRAS. Esto puede parecer en principio ganas de calentar la cabeza al intérprete. Si ya es difícil saber lo que un autor de hace 2.000 años decía, ¿es que ahora las palabras van a tener otro sentido distinto del que el autor les dio? Un sentido distinto del todo no, pero sí que ocurre siempre que cualquier obra de arte cuando sale de las manos de su autor cobra "vida propia", y a veces se carga con sentidos que su autor originario no pretendió directamente. En este proceso, que por otra parte es común a cualquier obra de arte,  Dios también está presente, y así toda palabra de la Escritura es susceptible de tener un sentido más amplio, previsto por Dios.

       

      • Por ejemplo, Picasso pintó el "Gernika" con la finalidad de mostrar el horror de la guerra, pero con el paso del tiempo este cuadro llegó a ser un símbolo de la instauración de la democracia en España. O el "Quijote" de Cervantes se convirtió con el tiempo en el representante "oficial" de la lengua castellana en el mundo. De igual forma, algunos textos de la Biblia han tenido una resonancia especial en las tradiciones judía y cristiana, teniendo en cuenta que para los judíos la palabra de Dios nunca pierde su vigencia, y siempre está pendiente de cumplirse en plenitud. Es el caso de muchas profecías.

 

 

2. Para conocer la "intención del autor" hay que tener en cuenta los "géneros literarios"

"Para descubrir la intención de los hagiógrafos, entre otras cosas hay que atender a "los géneros literarios". Puesto que la verdad se propone y se expresa de maneras diversas en los textos de diverso género: histórico, profético, poético o en otros géneros literarios. Conviene, además, que el intérprete investigue el sentido que intentó expresar y expresó el hagiógrafo en cada circunstancia según la condición de su tiempo y de su cultura, según los géneros literarios usados en su época. Pues para entender rectamente lo que el autor sagrado quiso afirmar en sus escritos, hay que atender cuidadosamente tanto a las formas nativas usadas de pensar, de hablar o de narrar vigentes en los tiempos del hagiógrafo, como a las que en aquella época solían usarse en el trato mutuo de los hombres" (Dei Verbum 12).

  • En este importante texto se nos dice:

    1. Hay que atender a los géneros literarios. Es decir, que la determinación por estudiar los géneros literarios no es de libre elección. No actúa correctamente quien descuida el estudio de los géneros literarios a la hora de interpretar la Biblia. La Iglesia "manda" que se atienda a los géneros literarios.

    2. La verdad se propone y se expresa de maneras diversas. No hay que confundir "el caramelo" con "el papel que envuelve el caramelo"; no hay que confundir "la verdad" con "el ropaje literario en el que se propone y expresa la verdad". Confundir ambas cosas es claramente "fundamentalismo". Esta confusión condujo a lamentables disgustos en el pasado histórico. Por supuesto que existe una verdad, pero no olvidemos que el hombre es un "animal histórico". Ciertamente, el hombre puede conocer la verdad, pero es un conocimiento necesariamente condicionado por su situación histórica. Y cuando tiene que comunicar esa verdad, lo hace según los modos de hablar de su época.

    3. Para conocer la intención del autor hay que investigar:

      1. Las condiciones del tiempo y la cultura del autor.

      2. Los géneros literarios usados en su época.

      3. Las formas de pensar usadas.

      4. Las formas que se usaban en la época para el trato mutuo de los hombres.

       

  • En este sentido se había pronunciado ya en 1943 Pío XII en la encíclica "Divino Afflante Spiritu"

    "... Cuál sea el sentido literal no es muchas veces tan claro en las palabras y escritos de los antiguos orientales como en los escritos de nuestra edad... Es absolutamente necesario que el intérprete se traslade mentalmente a aquellos remotos siglos de Oriente, para que, ayudado convenientemente con los recursos de la historia, arqueología, etnología y otras disciplinas, discierna y vea con distinción qué géneros literarios, como dicen, quisieron emplear y de hecho emplearon los escritores de aquella antigua edad. Porque los antiguos orientales no empleaban siempre las mismas formas y las mismas maneras de decir que nosotros hoy, sino más bien aquellas que habían sido recibidas en el uso corriente de los hombres de sus tiempos y países. Cuáles fuesen éstas no lo puede establecer el exegeta de antemano, sino con la escrupulosa indagación de la antigua literatura del Oriente"

 

3. Los métodos científicos son necesarios para el estudio de la Biblia

  • Las aportaciones de los métodos científicos para el estudio de la Biblia han sido:

    • Han esclarecido el sentido de muchos textos de la Biblia.

    • Han desplegado frente a nosotros el ambiente histórico del Oriente medio antiguo, en el que la Biblia nació.

    • Han ayudado a profundizar en la naturaleza misma de la Biblia, al poner de relieve su humanidad.

    • Han abierto un puente de diálogo con la cultura y la ciencia modernas.

 

4. Ignorar los géneros literarios puede conducir a interpretaciones erróneas de la Escritura

 

"En la historia de la Iglesia se encuentran muchos puntos oscuros e indecibles sufrimientos sólo por no haber tenido en cuenta la intención primaria de determinados géneros literarios y formas en la Biblia. Se han  considerado históricos textos bíblicos que sólo pretendían hacer un anuncio. Se han interpretado como leyes textos neotestamentarios que pretendían aconsejar y exhortar. Y también: textos que contenían confesiones de fe se han tomado como informaciones" (Lohfink)

 

 

3. Los géneros literarios

 

1. ¿Qué es un "género literario"?

 

  • Es el estilo global de un texto, la forma que tiene en función de su finalidad.

  • Definición: "Un procedimiento de expresión propio de los hombres de una determinada época y un determinado país o entorno cultural para manifestar sus pensamientos y sentimientos".

 

2. ¿Cómo se determina un género literario?

  • Por medio de la CRÍTICA LITERARIA, que se ocupa de:

    1. Establecer las unidades literarias que componen un texto;

    2. Determinar cómo están relacionados los distintos elementos de un texto.

    3. Sentar una hipótesis sobre la historia de la composición del texto, atendiendo a las "huellas" que la historia de la composición del texto ha dejado dentro del mismo texto: duplicados, incoherencias internas, etc.

  • La crítica literaria se completa con la CRÍTICA HISTÓRICA, (o "método histórico-crítico"), que se ocupa de precisar el alcance histórico de los textos que pertenecen a un género literario "histórico" o "historiográfico", o que están en relación con la historia.

 

3. ¿Qué elementos tiene un género literario?

  • Un género literario tiene los siguientes elementos:

    • 3 elementos internos:

      • un tema,

      • una estructura,

      • unos procedimientos estilísticos o formas de expresión propios.

    • 1 elemento externo:

      • un ambiente en el que ha surgido. Es el "Sitz im Leben", la "puesta en la vida" o "contexto vital".

 

4. ¿Es lo mismo "género literario" que "forma literaria"?

  • Los dos términos en la práctica son casi sinónimos, aunque algunos autores, como Zimmermann, prefieren utilizar el término "forma literaria" en lugar de "género literario". Para este autor:

    • Género literario es un término más extenso, y se puede aplicar al carácter literario de todo un libro o un conjunto de libros; así, se podría hablar de "género profético", "género sapiencial", etc.

    • Forma literaria quedaría para el carácter literario de una unidad literaria menor, como podría ser un "himno", o una "parábola".

 

 

4. Clasificación de los géneros y formas literarias

(Esta clasificación está tomada al pie de la letra del Manual (páginas 38-41), aclarando algunos puntos. Por supuesto, no es necesario memorizarla en todos los detalles, sino que basta con una referencia o clasificación general)

 

1. Géneros literarios del Antiguo Testamento

GRANDES GÉNEROS A PARTIR DE LA TRIPLE DIVISIÓN DE LA BIBLIA HEBREA

        a) Ley (Torá)

b) Profetas

  • Historiografía bíblica antigua o "Profetas anteriores" (libros: Jos, Jue, 1-2 Sam, 1-2 Re)

  • Género profético.

c) Escritos

 

FORMAS LITERARIAS MÁS SIMPLES DEL ANTIGUO TESTAMENTO

a) Narrativa:

  • Narraciones míticas: tomadas generalmente de culturas circundantes. Ejemplo: algunos relatos de la creación; Job 38,10-11.

  • Sagas: son relatos populares para explicar el nombre u origen de un lugar, de una tribu, de una familia, etc. Ejemplo: Gn 19; Gn 11,1-19.

  • Leyendas: parecidas a la saga pero su tema es religioso. Ejemplo: Gn 22; Jos 5,2-9.

  • Epopeyas: es una historia contada de forma grandiosa, idealizada, para elogio de los protagonistas, como son las narraciones de Josué y Jueces.

  • Fábulas: Jue 9,8-15; 2 Re 14,9.

  • Relatos de sueños y visiones: Jue 7,13-14; 1 Re 3,4-15.

  • Historiografía bíblica (prosa oficial):

    • Anales: escritos oficiales en los que se recogen los hechos más importantes de cada reinado. Ejemplo: 1 Re 16,8-22.

    • Crónicas: se recoge detalladamente algún acontecimiento del reino. Ejemplo: 2 Sam 9-20.

    • Memorias: se rinde cuentas a Dios o al soberano de la actividad encomendada. Ejemplo: Ne 1,1-7,5.

    • Lista de ciudades, objetos de culto, de personas, genealogías...

    • Cartas: abundantes en Esd y 1 Mac.

    • Instrucción sacerdotal al pueblo: Lv 7,22-27.

    • Contratos: Gn 21,22-32; 1 Mac 8,22-32.

  • Discursos:

    • Discursos políticos: Jue 9,7-20.

    • Arengas militares: 2 Cro 20,20; 1 Mac 3,18-22.

    • Sermones u homilías: Jr 7,1ss.

    • Discursos de despedida: Jos 24,2-15; 1 Re 2,1-9.

b) Literatura profética:

  • Oráculo de amenaza: Is 7,18-25.

  • Oráculo de salvación: Jr 31,1-22.

  • Relato vocacional: Is 6,1-13.

  • Acción simbólica: Is 8; Jr 13.

  • Ayes o predicciones de desgracias: Is 5,18-24.

  • Visiones extáticas: Am 7,1-9.

  • Discursos forenses o pleitos de Dios contra su pueblo (rîb): Jr 2; Os 4.

  • Escatologías: se presenta con imágenes el juicio final en el que Dios hará justicia a Israel. Ejemplo: Ez 38-39; Zac 14.

 

c) Cánticos

  • Cánticos populares:

    • Cánticos de trabajo: Nm 21,17-18; Is 16,9-10.

    • Cantos de burla: Nm 21,27-30.

    • Sátira: Is 23,15-16.

    • Cantos de banquetes: Is 5,11-13; Am 6,4-6.

    • Elegía: 2 Sam 1,19-27.

    • Cantos de victoria: Ex 15,1-18.21.

    • Cantos de amor: Ejemplos del Cantar de los Cantares

  • Cánticos cultuales (Fundamentalmente los salmos)

    • Súplicas: Sal 6; 13; 109.

    • Himnos: que son cantos de alabanza. Ejemplos: Sal 8; 104; 117.

    • Acciones de gracias: Sal 18; 103.

    • Salmos reales para la entronización del rey. Ejemplos: Sal 2; 45.

    • Salmos graduales y cantos de peregrinación: Sal 15; 91; 120-134.

 

d) Literatura sapiencial

  • Mashal: es una sentencia, una máxima o un dicho breve que encierra doctrina y moralidad. Algunos ejemplos en Pro 1-9.

  • Refrán: 1 Sam 24,14; Qo 9,4.

  • Proverbio: Ejemplos en Pro 10-22.

  • Enigma o adivinanza: Jue 14,13-18.

  • Sentencia numérica: Sir 25,1-9.

  • Poema didáctico sapiencial: Pro 8-9; Qo 3,1-9; Sal 1.

 

2. Géneros literarios del Nuevo Testamento

EVANGELIOS SINÓPTICOS

a) Tradición de la palabra

  • Dichos proféticos: Lc 12,32.

  • Dichos sapienciales: Mc 6,4; Lc 6,45.

  • Dichos jurídicos: Mt 7,5; Mc 10,10-12.

  • Comparaciones: Mc 10,25.

  • Parábolas: Mt 13; Lc 15.

  • Dichos de seguimiento: Mt 8,19-21.

  • Composición de dichos: Lc 6,12-49.

b) Tradición de la historia

  • Paradigmas: Mc 2,1-12.

  • Narraciones históricas: Mc 6,17-29; He 13,20-23.

  • Controversias: Mc 11,27-33; 12,13-17.

  • Historias de milagros: Mc 1,29-34.40-45.

  • Historia de la pasión.

 

CARTAS

a) Material litúrgico

  • Himnos: Flp 2,6-11; Col 1,15-20.

  • Confesiones de fe: 1 Cor 15,3-5; 1 Pe 1,18-21.

  • Textos litúrgicos, sobre todo eucarísticos: 1 Cor 11,24-25.

b) Patrimonio parenético de la tradición

  • Catálogo de vicios y virtudes: Rm 1,29-31; Ga 5,19-21.

  • Catálogo de deberes: Ef 5,22-6,9; 1 Tim 2,8-15; 1 Tim 3,1-13.

c) Fórmulas. Serían unidades mínimas como las homologías, que son fórmulas aclamatorias de la fe del creyente (1 Cor 8,6); las fórmulas de fe (Rm 10,9), y las doxologías (2 Cor 1,3), que son breves alabanzas a Dios.

 

HECHOS DE LOS APÓSTOLES

Para Zimmermann, género literario neotestamentario "sui generis".

R. Fabris distingue dentro del libro de los Hechos varios géneros literarios:

  • Material narrativo: narraciones de milagros, narraciones de viajes, narraciones de misiones, descripciones de episodios.

  • Material verbal: discursos, sermones, oraciones, cartas.

 

APOCALIPSIS DE JUAN

  • Visiones simbólico-alegóricas

 

EVANGELIOS DE LA INFANCIA

  • Genealogías, esquema de anunciación, midrash

 

EL EVANGELIO DE JUAN

 

 

Escribe al profesor (José Alberto Garijo) si tienes alguna duda